EL LUJO SE VA DE FIESTA A LA CAPITAL DEL TECHNO

Bottega Veneta, la firma veneciana que es propiedad del conglomerado de lujo del grupo francés Kering, se fue de fiesta a la capital alemana. La marca presentó el pasado viernes su nueva colección – Salon 02- en el club más prestigioso de la cultura techno, Berghain.

Si algo destaca de este club son sus historias. Los aspirantes a entrar guardan largas colas en silencio esperando ser aceptados por los porteros, de lo contrario son rechazados. Berghain se encuentra ubicado en una antigua central eléctrica y todo lo que se sabe de este prestigioso club es a través de sus historias contadas por las personas que han estado dentro, pues el personal te obliga a cubrir tu móvil con pegatinas para que no hayan filtraciones de imagenes o videos.

Siguiendo la misma línea, poco se sabe de la propuesta presentada en este desfile. Ha sido un show secreto a puerta cerrada, realizando un gran esfuerzo en no publicar ninguna imagen de lo que sucedía tras la famosa puerta del club.

A pesar de que su director creativo, Daniel Lee, retirara a Botegga Veneta de todas las redes sociales (creando una revista digital “Issue”), la casa italiana es fuente constante de noticias y controversias en la industria de la moda.

Alejándose del tradicional calendario, la colección – Salon 02 – es la continuación SS21 – Salon 01– presentado también para un grupo exclusivo y reducido en el teatro Sadler’s Wells en UK.

Como mencionamos al principio, no han salido imagenes de la nueva colección. Sin embargo, sabemos que en la lista de invitados se han dejado ver diseñadores como Virgil Abloh y Stefano Pilati, así como músicos como Honey Dijon, Skepta, Slowthai, Burna Boy, Kwes Darko, Oumi Janta, Marc Goehring o Sven Marquardt, el famoso portero principal del club.

Los looks que más destacaron fueron los pantalones anchos de Virgil Abloh (diseñador de Louis Vuitton perteneciente al otro conglomerado del lujo, LVMH) con un gorro negro y una bufanda de la casa LV o el nuevo bolso The Point.

Y de nuevo, ahí va otra controversia. Después del show, la firma itliana se fue de after party a Soho House. Esto ha creado mucha polémica tras las estrictas medidas sanitarias que atraviesa Alemania. “Estamos encerrados en Berlín desde noviembre. Bottega Veneta ha tenido una producción gigante en Berghain durante varios días (bastante bien), pero sigo escuchando sobre after house y after-parties allí y en Soho House ”, comentó la fundadora de Disruptive Berlin, Brenda Weischer.

Como vemos si algo esta haciendo bien Botegga Veneta es que hablen constantemente de ella, a pesar de no tener presencia en las redes sociales la gente y la industria no paran de sacar noticias suyas.

¿Qué será lo próximo?